Saltear al contenido principal

Programa de niños de los basureros
800 niños | 3 centros de día

Cuando la primera «Smokey Mountain» cerró en 1996, muchas familias permanecieron en las intermediaciones. Una comunidad de cerca de 40.000 chatarreros viven actualmente en viviendas en mal estado e insalubres. Estas familias sobreviven mediante la clasificación de desperdicios en los grandes basureros de Manila. Así es cómo les ayudamos:

En medio del infierno

ANAK-Tnk tiene dos centros en los vertederos. Esto nos permite poder conocer a las familias y responder a sus necesidades más urgentes en materia de salud, nutrición y educación.

Estos centros se han convertido en lugares refugio para familias y niños que viven en condiciones de vida indescriptibles.

Nos preocupamos particularmente por los niños chatarreros, ya que son las primeras víctimas de esta miseria. La mayoría de ellos no han conocido otra cosa que pobreza extrema y no se puede salir solo en este círculo de pobreza y de exclusión social.

Necesidades vitales

Niños y adultos están expuestos a todo tipo de riesgos alimenticios. Para responder a esta emergencia, les proporcionamos una dieta equilibrada, adaptada a sus necesidades, y les protegemos de numerosas enfermedades.

También ayudamos a los niños a nivel escolar con clases de guardería gratuitas.

Educadores de la calle

El seguimiento de los niños chatarreros se hace mediante una educación de calle a cargo de un educador especializado y “madres voluntarias” de la zona. El objetivo es estar más cerca de estos niños mediante la inmersión del educador en los basureros y en zonas circundantes para conocer y evaluar la situación de los niños. Entonces, el educador, el niño y su familia establecen un plan de acción individual para ayudar mejor al niño.

Otros servicios: acceso a energía

En colaboración con la empresa Sunpower – líder en energía solar – y la fundación LP4Y, ANAK-Tnk ha puesto en marcha el proyecto “3S” que provee de energía solar a todas las familias de los vertederos. Los buenos resultados son ya visibles, puesto que es una energía limpia, barata y segura.

El 100% del donativo llega a Manila

ANAK-Tnk (Tulay ng Kabataan) | contact@anak-tnk.org