Saltear al contenido principal

Programa de niños de la calle
305 niños | 21 centros

Después de haber roto cualquier lazo familiar, miles de niños deambulan por las calles de Manila. Son víctimas de violencia y drogas y sobreviven gracias a la mendicidad, el robo y la prostitución. Son blanco fácil para las bandas que gobiernan las calles de Manila. Así es cómo les ayudamos:

Presencia constante en la calle

El primer paso de nuestro trabajo es la presencia continua (día y noche) de nuestros educadores y trabajadores sociales en las calles de Manila.

Ellos tejen un primer vínculo de confianza con el niño a través de juegos, conversaciones y actividades. El objetivo es ayudar al niño a elegir libremente dejar la calle para unirse a la fundación.

Centros de acogida

Nuestros “centros de acogida” siempre están abiertos (día y noche) y son el primer refugio para los niños que dejan la calle. Es un hogar de estabilización donde los niños reciben lo que cruelmente les ha faltado en la calle: necesidades básicas como alimento, ropa, un lugar donde dormir, así como un seguimiento médico, el regreso a la escuela (pasando por nuestras “clases puente” en la fundación), el amor.

Nuestro objetivo: la reconciliación

El primer objetivo de la fundación es reconciliar al niño con su familia. Nuestros asistentes sociales buscan a sus familias, valoran la situación y poco a poco acompañan al niño a retomar contacto con su familia.

Las reconciliaciones son escasas puesto que lo más normal es que sean niños que sus propias familias han abandonado.

Hogares residenciales

Hasta que la reconciliación con su familia no es posible, el niño es transferido a uno de los 21 hogares de residenciales de ANAK-Tnk. Una veintena de niños reside en cada uno de estos hogares donde reina un ambiente familiar. El niño acude a la escuela pública de su barrio y crece en el hogar hasta que sea autónomo.

Granja de reinserción y formación

Con el fin de acompañar mejor a los jóvenes con dificultades a dejar sus malas costumbres de la calle – droga, bandas, problemas con la justicia – ANAK-Tnk ha abierto una granja de reinserción en la provincia, lejos de las calles de Manila, donde los niños se ocupan de los animales y de un huerto. Aquí pueden empezar de nuevo, lejos de las tensiones y los peligros de la ciudad.

El 100% del donativo llega a Manila

ANAK-Tnk (Tulay ng Kabataan) | contact@anak-tnk.org | Espacio miembro